Textos de amor

Publicado: 16 diciembre, 2005 en Textos

textos de amor

 

Cómo Reconocer a un Enamorado???

 

Resulta difícil explicar qué es el amor, pues se trata de un sentimiento tan profundo y universal que su definición se puede abordar desde innumerables perspectivas. Es tal el misterio que rodea esta emoción, tal su poder transformador, que a menudo se escucha la pregunta: ¿Será que me estoy enamorando? Y es que todos valoramos las bondades que nos aporta el amor, pero también somos conscientes que llega con el mismo sigilo y la misma fuerza que el más potente virus, y no repara ni respeta condición. Cuando las flechas de Cupido nos alcanzan, ¡ya nada es igual!

 

 

Sin embargo, como sucede con las "enfermedades" más graves, se puede empezar el análisis y la investigación teniendo en cuenta los síntomas que presentan los afectados. Recopilando testimonios de miles de enamorados y enamoradas que nos describieron en detalle sus "padecimientos y estados febriles", es que podemos presentarte hoy una especializada lista de síntomas del enamoramiento. Esperamos que tal información te ayude a reconocer el fenómeno en sus primeras manifestaciones. No olvides que los especialistas en la materia aseguran también que la mejor pócima para suavizar los efectos del proceso se llama "sentido del humor".

 

Síntomas más frecuentes del enamorado:

 

– Se dan casos en que la persona afectada se siente la más feliz del planeta y puede manifestar ese gozo sonriendo o llorando sin razón aparente, dando brincos y tratando de explicar a diestro y siniestro la emoción que le embarga.

– Muchos enfermos de amor localizan una presión en la boca del estómago, o describen un curioso "nudo en la garganta" aún cuando en su vida se hayan puesto una corbata.

– Se despierta una repentina vocación poética pero exclusivamente dedicada a la persona amada.

– También se producen transformaciones en el temperamento. Así por ejemplo, los timoratos pueden mostrarse osados, y los más atrevidos conducirse con inusitada timidez. Los escépticos se vuelven crédulos y los más confiados empiezan a dudar hasta de su sombra cuando la ven cerca de su ser querido.

– Es frecuente no poder dormir pero durante el día la persona afectada se la pasa soñando despierta.

 

 

– Se pueden producir obsesiones como la tan frecuente de desear estar a todas horas cerca del ser amado, o en su defecto escuchar su voz al teléfono a cada momento, o recibir sus mensajes vía móvil o Internet continuamente.

– En los casos más graves, en compañía de la persona amada se pierde la noción del tiempo.

 – El mundo entero parece perder color y contorno, mientras que "esa persona" brilla y te deslumbra.

– Frecuentemente se dan fenómenos alucinatorios. Hay quien asegura ver al ser amado en todo lo que le rodea, y escuchar su voz en todas las melodías…

– Aparece una tendencia irrefrenable a utilizar los diminutivos en la comunicación con el ser amado. Personas de todos los países, a todas las edades y en cualquier idioma se refieren a su media naranja en términos como "papito, cariñito, amorcito, pimpollito, mamacita, nenita, … etc…"

No es que se pierda la razón pero se hace todo sin pensar. No es que la persona enamorada se quede ciega pero en lo referente a su amor sólo es capaz de ver lo positivo. No es que se levite, pero los afectados viven en las nubes.

– En la mayoría de los casos es un proceso "inflamatorio" y las personas más afectadas aseguran que sienten que "el corazón les va a estallar" ante la presencia del amado… Aún en los procesos más virulentos, tras las primeras semanas los síntomas más llamativos van remitiendo y la "calentura" desaparece hasta producirse, en algunos casos, un total "enfriamiento".

 

 

Para todos aquellos que dicen te amo sin tener idea de lo que significa amar.

 

¿Qué es amor?

 

Cuando decimos que amamos a alguien, ¿estaremos en lo cierto? ¿Cómo saberlo?

 

He aquí algo para reflexionar:

Ante la presencia de la persona supuestamente amada ¿Simplemente te sudan las manos, tu corazón se acelera y no te sale la voz? Eso no es amor… es nerviosismo. ¿Simplemente no puedes quitarle tus ojos ni tus manos de encima? Eso no es amor… es lujuria

¿Simplemente sientes orgullo de que te vean a su lado? Eso no es amor… es suerte. ¿Quieres a esa persona sólo porque siempre "está allí"? Eso no es amor… es soledad. ¿Estás a su lado porque sabes que eso es lo que ella y todos quieren? Eso no es amor… es lealtad. ¿Estás a su lado sólo por que te prodiga cariño o toma tu mano? Eso no es amor… es confianza ¿Permaneces con ella porque dice amarte y no quieres herirla? Eso no es amor… es lástima. ¿Estás con ella sólo porque al verla, sientes que te da un brinco el corazón? Eso no es amor… es pasión. ¿Perdonas sus errores sólo porque ella te importa? Eso no es amor… es amistad. ¿Le dices todos los días que ella es la única persona en tu mente? Eso no es amor… es una mentira. ¿Sientes estar dispuesto a dar todas tus cosas materiales por ella? Eso no es amor… es caridad.

Entonces… ¿Cuándo estás realmente enamorado? Cuando…La tristeza de la persona amada… te hace sufrir. Su pena, aunque ella sea fuerte… te hace llorar. Sus ojos son capaces de ver tu alma y de tocarla tan profundamente, que duele. Una ciega e incomprensible conexión te atrae y te mantiene a su lado sin echar de menos a otras que simplemente te atraen. Su ausencia te sume en la melancolía. Darías por ella tu corazón, tu vida y tu muerte.

Si esto es amor ¿Por qué amamos? ¿Por qué el amor es lo que más buscamos en la vida? ¿esa pena, esa agonía, esa tortura? Por qué deseamos tan vehementemente estar enamorados? La respuesta es sencilla…

Cuando el amor es correspondido, no sientes pena, agonía ni tortura… deseas a la persona amada… ella exalta tu pasión sientes orgullo de tenerla a tu lado; te encanta saberla "allí", no concibes tu vida sin ella; cuando no está a tu lado, el solo pensar en ella… te hace sonreír ; cuando te toma tu mano, te transmite tal confianza que te sientes capaz de conquistar el mundo; el saberla a tu lado y de tu lado te hace soñar en el futuro, llena tu vida de ilusiones. Ese divino cóctel de sentimientos es el AMOR.

Te hace vivir una sensación tan sublime… que hace de él un sentimiento ADICTIVO y… sólo cuando lo pierdes… como en cualquier otro tipo de adicción, el vacío que deja… te tortura… te causa una profunda agonía… una honda pena… Quienes aún no lo hayan encontrado… sigan buscando…

VALE LA PENA. Quienes lo hayan perdido… saben que es así… por eso… seguimos soñando en el momento en que llegue otra vez a nuestras vidas.

 

 

comentarios
  1. Aitor dice:

    Wenas wapetona q evisto tu espacio y esta xulo ym aria ilusion conocerte toma mi msn sol1515@hotmail.com espero qm agregues wapisima asta pronto bombon.

  2. SERGIO dice:

    Hola Fiore,soy Sergio de Elche,bueno creo que no hace falta que te diga que tu pagina es muy buena porque salta a la vista que lo es porque se nota,porque la actualizas y por que no te puedes aburrir si entras en ella.Yo solo queria comentarte que e leido ste comentario(que es el amor?) y me ha parecido muy bueno,aunque pienso que cada uno lo vemos de una manera,los "sintomas" son inevitables y ciertos.Yo estoy enamorado y a quien se lo diga,menos a mi familia y a mis amigos,le parecerá muy raro o simplemente pensarán que es mentira que yo ste enamorado porque yo no conozco en persona a la mujer que me ha enamorado pero si que e estado hablando con ella durante un año,por medio de mails,cartas,teléfono,etc….Se que es una locura,se que ella esta muy lejos(ella es de Peru),se que probablemente hay muchas en España que me pueden enamorar pero sinceramente yo siento que eso no es posible,que ella es la unica para mi,tal vez me equivoco pero quiero arriesgarme porque yo confio en ella como en mi,porque conozco su forma de pensar y me encanta,para mi ella es la mujer mas guapa que existe,aunque eso no el lo mas importante pero si que es necesario,para mi es necesario que me guste fisicamente porque pienso que en el amor no puedes entregar tu alma y tu mente solo,tb tienes que entregar tu cuerpo y para eso te tiene que gustar el cuerpo de quien amas.Perdona si te aburro con lo que te digo,pero aunque yo e hablado muy poco contigo,para mi eres de las personas que valen la pena.Se que es complicado una relacion de continente a continente pero en parte esto me hace no tener prisa con ella y hace que tenga en cuenta que no puedo quedarme en medio,que tengo que pasar de ella o apostar por ella pero es que desde que la conocí me dicidi a a postar por ella.Ella me dijo al principio que queria vivir en Europa y se que cuando pueda lo ará,se que para ella es un cambio muy grande en su vida y tengo cierto miedo a no ser lo que ella necesita,pero su amor me da confianza en mi y en ella claro.Yo ya le e dicho que si puedo iré a Perú a conocerla,aunque es dificil por el dinero,por el trabajo y otras razones…pero si veo una posibilidad de ir iré,aún no e tocado su piel,aún no se si sentiremos lo mismo cuando nos veamos,solo se que quiero arriesgarme,que quiero hacerla feliz como sea,se que es probable que te parezca una locura o una tonteria pero me dice cosas que yo no creia que una mujer me dijera nunca,me dice lo que siente y yo le digo lo que siento,hablamos de todo y es que ella me entiende como nadie.Fiorella yo no se mucho de ti pero se que has sufrido ultimamente en el amor por lo que pones,yo no soy un sabio del amor pero te digo que yo tb sufri hace mas de un año,aunque Claudia(la chica de la que te e hablado de Perú) me ha curado las heridas,pero que yo estube enamorado de mi ex pero despues me di cuenta de que eso no era amor y sentí cosas parecidas a las que tu escribes,se que cada relacion es un mundo,se que no tiene nada que ver mi exrelacion con tu exrelacion pero me alegra que estes tan segura y que ya stes "curada" porque no vale la pena sufrir por alguien porque en el amor es facil sufrir por nadie,la vida hay que disfrutarla y no importa como,importa hacer lo que te guste,estar con tu familia,con tus amigos de vez en cuando y amar si eres correspondido/a y si eso te hace feliz.Fiorella espero no haberte aburrido pero mas spero que te valla muy bien en la vida.Un saludo desde Elche

  3. SERGIO dice:

    me ha gustado muxo tu comentario,gracias,yo pienso muy parecido a ti y entiendo lo k dices.Bueno no kiero hacerme el listo pero yo creo k encontraras a alguien k te haga feliz x k lo mereces aunke no t conozco apenas pero lo sé,pero sobretodo x k ahora k has pasado cosas malas sabes diferenciar mejor,osea elegir mejor a la persona x la k apuestes,yo apuesto x Claudia aunke es muy dificil x k sta lejisimos y bueno las estadisticas dicen k no tiene futuro pero yo confio en k si x k ella kiere vivir aki,siempre a kerido aunke no es facil k le dejen venir en su pais pero confio en k la conoceré en persona y para mi será como renacer,eso si kiero tener en cuenta k puede k no funcione x k sino no se si lo soportaria x k no creo k otra persona pueda darme la felicidad k ella me da y me entiende como nadie.Fiorella spero encontrarte algun dia en el msn, yo tamcpo me conecto muxo x la falta d tiempo pero alguna vez coincidiremos digo yo.Que te valla muy bien,spero k tu vida no deje d mejorar.Saludos desde Elche

  4. Cesar dice:

    Deuda de Amor
    Se entendieron con sólo mirarse, como si estuvieran buscándose desde antes de nacer o como si nada fuese extraño entre los dos. Al comienzo fue una mirada desprevenida que al instante se devolvió para quedárseles enredada en las pupilas y en esa brevedad se les fue el mundo para dejarlos solos y alentar una dejación de voluntad desnuda de cualquier cordura. Sin pensarlo, llevados por la mano de ella, se escabulleron hacia la playa deteniéndose tan solo para apagarse los ardores, solamente para juntar sudores y respirar ansiosos sus olores, y al llegar a la arena teniendo el oleaje de trasfondo nada esperaron para precipitarse al más excepcional de los amores.
    Tendida sobre su pecho, con los ojos cerrados atenta a su respiración dificultosa, se entretenía en descifrar con los dedos los caprichos de sus vellos. Mientras ella jugueteaba con su cuerpo, el sopor lo fue envolviendo y en medio de esa bruma le surgía la pregunta de si esa muchacha que lo empujaba una y otra vez a probar sus sabrosuras no sería la misma que la gitana, frente a la bola de cristal en su lejana Andalucía, con voz profunda y en un susurrar sin pausas le anunciara: \’La tendrás en una arena y entonces, hombre de mi alma, me quedarás deudor eterno y será mi voz la que oirás tu final\’.
    Luego ella, sin hacer ruido para no despertarlo y orientándose por el trinar de los pájaros, llegó hasta el árbol que había presentido, un inmenso paraguas verde moteado por miles de frutos rubios como rayos de luz atrapados. Tomó algunos y regresó a donde lo había dejado dormido, se le acercó casi flotando sobre la maleza y sin atreverse a respirar siquiera se detuvo frente a él para quedárselo contemplando sin prisas temiendo que de solo mirarlo despertara, y dominada por esa atávica esperanza dejó escapar un suspiro interminable. Cuando lo vio regresar a la vida se le acercó y sin despegar los ojos de sus ojos le abrió sus manos llenas de los frutos amarillos. Luego dio media vuelta y se alejó unos pasos hacia unas macetas de bromelias, se arrodilló y alzando una bromelia sobre la cabeza comenzó a vaciar en su boca el agua que había dentro del cogollo. Mientras chupaba los frutos que ella le trajera no deja de mirarla: le gusta el matiz cobrizo de su piel pareja y limpia que el sol hace brillar con tonalidades de oro viejo, el pelo negrísimo y lacio cortado a ras de los hombros, todo lo de ella le gusta, y su mirada envuelve al torso cubierto por la blusa leve donde brincan con cada movimiento dos bulticos puntiagudos, baja al talle y ya con el cuerpo ardiéndole de ganas sus ojos quedan atrapados en el triángulo de la falda recogida entre los muslos.
    Haciéndose la desentendida, ella, hembra toda, dejaba que la mirara cuanto quisiera pero de tanto sentir esos ojos abrasarla, y ya sin poder sostener más la indiferencia, pretendió un mohín para acomodarse el pelo y se levantó hacia él con los brazos al aire para mostrársele toda. Sin darle tiempo, se le aproximó con una voluminosa bromelia entre las manos, el cogollo lleno de agua, y se le paró adelante, con las piernas abiertas, indicándole que le ofreciera la boca. Y desde arriba comenzó a juguetear dejándole caer gotas que él trataba de atrapar, pero de inmediato, sin darle tregua ni dejar de reírse, le gotea otras en las mejillas que a pesar del lamer presuroso ruedan por el bigote encanecido y se le escapan entre la maraña de la barba. Embebido en su cercanía, respirando sus olores sin poder apartar los ojos aferrados a la negrura de su intimidad desnuda, se mantuvo esperándola hasta que ella, hecha aguas, brillantes las pupilas, se le va dejando caer encima envolviéndolo una vez, de nuevo, y muchas veces, en las humedades de sus labios.
    Todavía ella con su piel adosada a la otra piel y los ojos cerrados mientras oye el golpear arrebatado de las olas, le desliza el dorso de las uñas por el cuello, de abajo arriba y vuelta abajo, una y otra vez. Sonríe secretamente al sentirlo apretar su mano y escucharlo implorarle más amores. Le responde con un mariposeo de labios sobre el pecho, dejándole resbalar sus dedos por el vientre para ir a enredárselos en la espesura y acariciar hasta que su mano ya no alcanzaba a contenerlo.
    Se abrazaron con el sofoco que nuevamente atropellaba por sus venas y apremiaba sus manos a rebuscar las redondeces de sus cuerpos. Nada les detiene, ni hay sosiego ni alivio a esa locura que los eleva una y otra vez hasta el infinito para dejarlo agarrándose el pecho temiendo que el corazón le reventara; y una y otra, y mil veces más cree él que en un emboscado fogonazo se le escapa la existencia, pero sin un bálsamo misericordioso que los detuviese no dejaron grano de arena ni lugar en esa playa donde no revolcasen su inacabable desenfreno. Y en una de las tantas veces en que por enésima vez repasaban la arena con sus besos, estando cerca de las bromelias de tallos encendidos, sintió él que el aliento no le daba pero era tan obstinada ella en el abrazo que no pudo evitar el precipicio, y mientras se ahogaba sin saciar la gula alcanzó a escucharla reclamar su deuda de caricias, con una voz que nunca antes le había oído, como el susurrar profundo de aquella gitana en su remota Andalucía.
    cesar "chechar"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s