Albert Einstein y las mujeres

Publicado: 14 marzo, 2006 en Mujer

Albert Einstein y las mujeres

 

Hoy, 14 de marzo, se celebra el aniversario del nacimiento de Albert Einstein (1879-1955).

Su madre, Paulina Koch, era una gran aficionada a la música e influenciada por esta, empezó a los seis años de edad a aprender a tocar el violín, afición que mantendría a lo largo de toda su vida.

Curiosamente Albert tardó mucho en comenzar a hablar. No lo hizo fluidamente hasta cumplidos los nueve años, por lo que en un principio, incluso se le hicieron pruebas para saber si era “retrasado mental”.


En el Instituto Politécnico de Zurich, Suiza, conoció a una Mileva Maric. Él la llamaba “su muñequita” y tuvo una hija (ilegítima) con ella, cuando aún eran muy jóvenes -no se conoce si esta hija murió en su primera infancia o fué dada en adopción, los estudiosos se decantan por el fallecimiento de esta-. Después se casaron y tuvieron dos hijos más: Hans Albert y Eduard.

Existen varias cartas del noviazgo en las que Einstein debate con ella sus ideas de la relatividad e inclusive se refiere a “nuestra teoría” y le da trato de colega. A partir de estas evidencias , el investigador “E. H. Walker” concluyó que las ideas fundamentales de la teoría de la relatividad fueron de Mileva Maric, quien no concluyó la carrera dado que se hizo cargo del cuidado de los hijos.

La verdad es que Einstein fué un mujeriego empedernido y entre que desarrollara “Los fundamentos de la teoría de la relatividad”, en Berlín, tuvo tiempo para cortejar y seducir a varias mujeres.

Se divorció de su esposa Mileva.
Einstein no quiso formar una pareja científica ni conceder ningún crédito en su teoría a Mileva. Sin embargo, le daría el dinero del Premio Nobel a ella y a sus hijos, ocho años después del divorcio, como “compensación”.

En la literatura, en la ciencia, en el arte… miles de mujeres, por su condición femenina, han sido relegadas, ignoradas.

Einstein decía que “la ciencia agría a las mujeres

Meses después se casó con Elsa Lowenthal, prima de Mileva, separada y con dos hijas también.
En 1919 se convirtió en una celebridad con una popularidad creciente día a día. Sus devaneos con otras mujeres fueron causas de celos de su segunda mujer; pero está fué más permisiva que Mileva.

Después de la muerte de Elsa vivó solo en Princeton. Margot, hija del primer matrimonio de Elsa, le acompañó en Princeton hasta su muerte. Falleció el 18 de abril de 1955. Las últimas palabras que dijo Einstein antes de morir, fueron en alemán y no fueron comprendidas por la enfermera que estaba a su lado, ya que no entendía el idioma.

Según dice María Cristina Bosch en este artículo: “Vestía zapatos sin lustrar, siempre los mismos, pantalones de entrecasa y un pullóver gastado con algunos puntos corridos”.
Marilyn Monroe, en más de una ocasión dijo que su idea de un hombre sexy era Albert Einstein. Curiosamente se ha dicho que el coeficiente intelectual de Marilyn, a la que siempre se consideró tontita, era más alto que el del célebre Einstein.

No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela.

Albert Einstein
 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s